La selección nacional Sub 20 fue homenajeada en el estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela luego de convertirse por primera vez en la historia del fútbol venezolano en subcampeona de un mundial de fútbol, en esta oportunidad la Copa de Corea 2017.

Desde la una de la tarde del pasado martes se encontraba la fanaticada ingresando al estadio entre gritos y cánticos esperando que arribara la selección haciendo retumbar las gradas del Olímpico con el tan emotivo “Vinotinto soy”.
Pasadas las cinco de la tarde inició el acto protocolar de recibir a los chamos,  el arquero Wuilker Fariñez inició el desfile de atletas, quien fue ovacionado por los fanáticos Vinotinto tras su destacada participación durante el mundial, principalmente en la tanda de penales contra la selección de Uruguay. De esta manera recibieron a cada jugador y describieron su desempeño incluyendo al cuerpo técnico en general.
Entre las declaraciones de los atletas, el lateral izquierdo José Hernández expresó su agradecimiento al país: “Gracias a toda Venezuela por madrugar para ver nuestros partidos, cada venezolano puede hacer grandes cosas les invito a creérselo”. Ronaldo Peña, quien anotó el primer gol de la selección en el mundial, dijo: “Me siento orgulloso de ser venezolano, trabajé mucho para meter mi primer gol”.
Asimismo, Sergio Córdova, el jugador que más goles anotó durante todo el mundial,  también nominado al mejor gol en la página web de la FIFA aseveró “ha sido uno de los momentos más bonitos de nuestras vidas porque pudimos darle una alegría al país”.
Por otra parte Yangel Herrera, capitán de la selección, tuvo que reincorporarse inmediatamente a sus compromisos en el New York City. Sin embargo, envió un mensaje en el cual mostró su agradecimiento al los venezolanos que apoyaron al equipo. Adalberto Peñaranda, quien tuvo una fractura en el pie, no pudo asistir al homenaje, pero envió un mensaje con sus agradecimientos a los venezolanos quien se reincorporará a sus compromisos en España.

“Buenas tardes Venezuela, así los quería ver, aquí todos junticos vestidos de Vinotinto”

Así inició el discurso de Rafael Dudamel director técnico de la selección venezolana, quien afirmó que “cuando se acercaban las horas para disputar la final imaginaba este momento acá en el Olímpico (…) quiero agradecer a todos los que hicieron posible que este sueño se hiciera realidad”. Entre cantos de alegría celebró con sus muchachos lo que un día soñaron y lograron materializar, bajo sus palabras los presentes hicieron resonar una vez más el “Vinotinto soy” llenando de energía el lugar.
En la actualidad cada uno de estos muchachos comenzaran a incorporarse a sus clubes, rutinas deportivas y las tan necesitadas vacaciones familiares. Cabe destacar que muchos de ellos poseen algunas ofertas que quizás los llevaran de nuevo a otras fronteras.