Anibel Díaz de 26 años estudiante de Ingeniería de ambiente y recursos nacionales en la universidad  Gran Mariscal de Ayacucho nos cuenta su caminar en el mundo deportivo. 

La natación, la lucha, el baloncesto y el rugby son los deportes que caracterizan a “la morocha” quien ha representado el tricolor en más de una oportunidad en diferentes disciplinas. 


IMG_6183Para quienes el deporte es un estilo de vida, desde muy temprana edad comienzan a demostrar todas sus cualidades de forma innata, y Anibel Díaz es una muestra fidedigna de ello. A sus 14 años de edad ya se encontraba compitiendo lucha y a los 16 años ya figuraba representando a la Vinotinto en importantes competiciones como: Copa América, Juegos del Alba, Panamericanos, Centroamericanos y Juegos Bolivarianos. Su sueño, es formar parte del ciclo olímpico, a lo que respondió: “para eso estoy trabajando.”

“Estoy preparada para dar el 1.000% de cada juego al que voy, me formaron para eso…”

El baloncesto y la lucha ya habían formado parte del día día de la conocida “Tormenta” -como suelen llamarle en las canchas-, su primer acercamiento con el rugby fue con la “Maquina Vinotinto” (la selección nacional de rugby masculina) y bajo el cielo de Anzoátegui comenzó a asistir a lo que sería el complemento de todo lo que había practicado diciéndose: “esto es lo mío”.

Su primer juego fue con el equipo masculino de Alcatraz en donde efectuó el tan respetado try desempatando la partida.

En la actualidad Díaz se alejó de la lucha y continua con el baloncesto y el rugby.

“El rugby es el complemento de todos los deportes que he practicado: los tackles de la lucha y la agilidad del baloncesto”